6 mayo, 2021

Estrategias de Publicidad de un Supermercado

By finanzas
Un Centro comercial, y un supermercado en particular, no debería dejar nada librado al azar en cuanto al marketing de ventas. Una de las ventajas de la estrategia de publicidad en supermercado es un alza inmediata de las ventas por m2, que es el indicador que se utiliza para medir el éxito de una de estas grandes superficies.

Estrategias de Publicidad de un Supermercado

No es nuevo que cada supermercado aplica en sus locales diversas estrategias de publicidad y marketing, que nosotros no las vemos, pero que están sin lugar a dudas y que nos incentivan a comprar más, a veces, a comprar cosas que no necesitamos o que no fuimos a comprar en ese momento. Algunas de estas estrategias son las siguientes:

Alimentos y productos de limpieza, al fondo

Los productos de primera necesidad (yerba, lacteos, pan, artículos de higiene personal y limpieza) siempre se sitúan en las últimas góndolas del supermercado para que, de esta manera, el cliente recorra todo el local y en ese trayecto vaya sumando productos al carrito (productos que en general no necesita o no recordaba que necesitaba)

Carritos de compra más lentos

Los carritos de compra pueden tener pequeño freno en las ruedas para que la compra sea más lenta y así el comprador pueda fijarse en otros productos que a priori no necesitaba.

La altura de los productos en las góndolas

Una excelente estrategia de venta para incentivar la compra de determinados productos es la de colocarlos a la altura de los ojos. Luego, las marcas más caras ocupan la parte superior de las estanterías, mientras que las más económicas están en la parte inferior.

Ubicación de productos para niños

Los productos destinados a los niños, como los cereales, están colocados a la altura de los ojos de los más pequeños.

Tamaño de los locales

Las grandes superficies tienen mejores ventas que las más pequeñas. En los supermercados llenos de gente, el cliente se molesta y se queda menos tiempo en las compras.

La paleta de colores

Esta demostrado científicamente, que los colores cálidos atraen al cliente al local de venta, mientras que los colores fríos fomentan la lentitud y las ventas. Lo mejor es utilizar colores cálidos para la cartelería del exterior del supermercado y colores fríos para el interior

Música de fondo

Es muy interesante el tema del sonido ambiente en un supermercado. Se ha demostrado que:
  • La música lenta y tranquila en los supermercados incita al consumidor a tomarse su tiempo y a gastar más dinero en sus compras.
  • La música alta y estridente fuerza al cliente a moverse rápidamente por la superficie del supermercado sin que las ventas se vean afectadas por ello
  • La música clásica es especialmente adecuada para estimular las ventas de artículos caros.

Golosinas en la línea de caja

Después de hacer cola durante varios minutos para pagar sus compras, es muy probable que el consumidor compre las golosinas o los productos especiales expuestas junto a la línea de cajas.

Precios que terminan en 9

Los precios nunca son redondos para parecer más baratos y, a su vez, dificultar las comparaciones. Además, casi siempre terminan en 9, el numero que más atrae al comprador.

Cambiar la ubicación de los productos regularmente

Cuando un usuario ya conoce donde estan los productos de primera necesidad del supermercado, ya sabe dónde ir a recoger los productos que necesita y no mira el resto. Por eso, los supermercados periódicamente cambian las ubicaciones de los productos de primera necesidad.

Pasillos angostos

Si lo mira detenidamente, la separación entre las góndolas nunca permiten que circulen más de dos carros al mismo tiempo. Incluso, a veces se colocan obstaculos para obligar que la gente se detenga en determinados lugares del supermercado.