10 marzo, 2020

¿Cómo resolver problemas y reclamaciones de hipotecas?

By finanzas

No son pocos los afectados por haber contratado una hipoteca en su momento regida por el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios o IRPH, el cual aplican las entidades bancarias en determinados préstamos hipotecarios, aún cuando se conocen los problemas que se pueden derivar de éste.

Reclama el IRPH de tu hipoteca

Las personas que requieren de este tipo de financiación para adquirir sus viviendas, suelen no prestar mayor atención al índice por el que se va a regir su préstamo hipotecario, o bien, desconocen las implicaciones de uno u otro, y cuando notan la desproporción de los pagos no saben a quién acudir para obtener una solución.

El IRPH es un índice que carece de la transparencia necesaria en el momento de realizar los cálculos desde las entidades bancarias. Algo que agravó el problema fue el crecimiento de éste frente al Euríbor, que es el otro índice de referencia que se utiliza para los préstamos hipotecarios.

Pero las personas que hoy están afectadas por los pagos exagerados de su deuda hipotecaria, tienen la fortuna de contar con abogados especialistas en este tema, que pueden consultar por primera vez de forma gratuita para saber si su caso es apto para hacer la reclamación correspondiente.

La habilidad de estos profesionales y su dilatada experiencia te da acceso desde el primer momento para que los contactes para una evaluación respecto a si es viable o no la demanda. De ahí se desprende un planteamiento específico de lo que será la defensa y cuánto te va a costar este acompañamiento legal.

Respecto al pago de los honorarios, ten presente que éstos están atados al éxito de la demanda.

Importancia de tener una buena asesoría legal

Si tienes dudas respecto a si tu hipoteca tiene o no IRPH, el asesor legal asignado puede identificarlo rápidamente en tu documento de crédito, lo cual les permite determinar si aun cuando estos índices ya están en desuso desde el 2013, tu banco aun lo aplica en el pago de las cuotas y de allí parte la reclamación.

Lo ideal es que se te devuelva todo lo que has pagado de más en las cuotas y que en adelante, esta se ajuste a la realidad que va de la mano del Euribor. Pero para obtener resultados óptimos, es necesario que cuentes con abogados experimentados en estas demandas, de esta forma se documentará de la manera adecuada tu caso.

Reclama el dinero que has pagado de más

Si tu hipoteca fue contratada con el IRPH en lugar del Euríbor, eres el candidato idóneo para hacer tu reclamación como una opción acertada para recuperar el dinero que hayas dado por perdido, por lo que entonces, deberás apoyarte en entidades como Reclama y Recupera Abogados.

Hoy día las personas conocen al detalle que este índice ha sido catalogado de abusivo y exagerado, por lo que las personas se ven obligadas a pagar cada vez cuotas más altas, debido al alza considerable que éste ha experimentado.

En este sentido, los tribunales están preparados para dictar las sentencias que sean necesarias con el fin de anular el uso de este IRPH por parte de las entidades bancarias, las cuales tendrán que devolver el dinero cobrado a sus clientes de forma indebida, una vez que se produzca la sentencia para cada caso.

Es por ello necesaria la contratación de estos abogados que conocen muy bien lo que exigen los tribunales para pronunciarse a favor de la parte afectada. Para ello, lo primero que el prestatario debe hacer es solicitar a su banco la devolución, aunque tu asesor legal lo puede hacer por ti para mayor agilidad.

Agotada esta vía y si la respuesta del banco es negativa, es cuando se acude a la vía judicial y cabe destacar que en este ámbito no son pocas las sentencias que ya han dado por nulo este índice IRPH en todas sus modalidade, debido al perjuicio que ha generado para miles de personas en toda España.

Lamentablemente, este problema tiene su origen en la falta de información o poca transparencia por parte de los bancos, al explicar a los clientes en detalle de qué se trata y cómo opera este índice, de tal manera que pudiesen decidir si era o no conveniente su aplicación y conocer las alternativas que, en este caso, sería el Euríbor.

Permite que un experto prepare el expediente y garantiza el éxito de la reclamación en el menor tiempo posible.