15 octubre, 2021

Cómo destacar en el mercado laboral del sector finanzas

By finanzas

La empleabilidad es una de las mayores preocupaciones de todo profesional

¿Te has planteado estudiar una formación que te de valor profesional pero aún estás buscando la más adecuada? Es un hecho que, para poder tener acceso a un ascenso dentro del departamento o a un puesto directivo, se valora mucho desde las empresas la adquisición de habilidades específicas que sólo se obtienen con la realización de estudios de posgrado específicos. 

Estudiar un máster en finanzas te convierte en profesional capacitado y bien valorado, porque pocos aspectos puede haber más delicados en una empresa que el tener sus finanzas en manos de empleados que sean capaces de responder saliendo incluso reforzados de cualquier crisis financiera, variación del mercado u otro tipo de revés.

Los posgrados en finanzas están diseñados para que tengas la capacidad de estar a la altura e incluso destacar en la gestión financiera de una empresa. Sin embargo, has de informarte bien y preocuparte de que la inversión de tiempo y de dinero que hagas en un Máster va a ser en uno de calidad, con contenido actualizado, con fácil acceso a múltiples recursos y tutorías personalizadas que permitan una sinergia entre cada profesor, el alumno y la escuela y que la inversión sea rentable; y eso sólo lo vas a encontrar en una escuela que tenga prestigio. 

La escuela y el Máster que se elijan tienen que adaptarse a tus necesidades, y es imprescindible que el profesorado sea profesional. Una escuela de nivel va a tener material formativo propio y una información actualizada de las innovaciones del mercado. En el momento de elegir un centro de estudios es muy importante que valores estos parámetros.

Un Máster ejemplar en finanzas debería ofrecer un programa académico especializado que cubra tres grandes bloques como son la dirección financiera, la banca y mercados financieros, y la investigación en ciencias económicas. Esto te va a aportar las competencias necesarias para ser realmente competitivo en un mercado laboral en el que la formación y el aprendizaje práctico son algo fundamental.

El reto de llegar a formar parte de un equipo directivo pasa por una formación de calidad que nos dé garantías de cara al mercado, y que te haga adquirir o mejorar las habilidades en la dirección y administración de una empresa. Pero también pasa por estar al día, porque este sector requiere de un constante reciclaje formativo ya que es un campo que está en constante evolución y sometido a las sensibilidades de cualquier movimiento en el mercado financiero.

En la actualidad se exigen también para estos puestos de trabajo tener unas aptitudes digitales que permitan estar informado y tener capacidad de reacción y de tomar decisiones, y ser capaz de lograr un ahorro y beneficios que son fundamentales para las finanzas. Todo esto pasa por una formación contínua, porque de otro modo siempre habrá otro profesional que muestre mayores aptitudes.

Las habilidades que demandan las empresas

Las escuelas de negocios son una herramienta muy valiosa para ayudar a ser competitivo y destacar. Y ya no solamente en términos técnicos, sino en saber manejar esas herramientas para estar al día de lo que ocurre en el entorno laboral financiero e incorporar las buenas ideas a la estrategia de la empresa. Da un giro a tu carrera profesional con una formación para crear directivos eficientes que te destaque por encima de los demás con un perfil claramente diferenciado.

La ciencia de administrar los fondos

El arte de gobernar las finanzas se basa en manejar los principios de riesgo, el dinero y su interacción. Si te gusta y se te dan bien las actividades que tienen que ver con organización y planificación de finanzas, deberías aprovechar esa virtud para formarte y destacar, ya seas profesional en ejercicio del sector financiero o un reciente graduado. Tu objetivo ha de ser el de formarte como experto para tener las habilidades necesarias para tomar decisiones financieras que sean las acertadas para la empresa y con las que puedas demostrar que eres capaz de gestionar con éxito un departamento financiero en cualquier circunstancia.

Cuáles son las carreras más demandadas en las finanzas

Los profesionales del sector de las finanzas están en auge por la importancia de este departamento en cualquier empresa, y la tendencia es hacia la especialización. Entre lo más demandado se encuentra la figura del director financiero que tiene que administrar los recursos de manera que sean rentables, el controller que establece un plan de control sobre todos los proyectos, el analista de riesgo que se ha convertido en fundamental por su labor de prever, evaluar y cuantificar los riesgos; el analista de mercados financieros que toma decisiones de inversión o el gestor de tesorería quien controla el flujo de capital realizando un seguimiento diario. 

Todas estas son figuras muy demandadas en el mercado por la necesidad de las empresas de blindar sus finanzas y gestionarlas de una manera eficiente. De ahí que sea tan importante tener una buena formación financiera especializada y asegurarse un futuro laboral.

Finanzas para la vida

Las finanzas no son solamente para aplicarlas en el terreno profesional. Cada persona debería tener unos conocimientos para poder tomar sus decisiones económicas con responsabilidad. Todos tenemos que adoptar resoluciones que pueden condicionar nuestro futuro, tales como pedir un préstamo para comprar un coche o una vivienda, e incluso con las actuales tecnologías podemos lanzarnos a invertir nuestros ahorros en bolsa o similar. Y ciertas decisiones se toman de forma muy arriesgada por falta de formación. 

Un paso más allá, en el terreno profesional los autónomos que luchan por sacar adelante su pequeño negocio y no pueden permitirse tener un departamento financiero, también cometen errores en sus finanzas. Por ello deberían combinar una formación en este sector paralelamente con su trabajo. Por ejemplo, un error muy común que suelen cometer los pequeños empresarios es tener una única cuenta bancaria para sus finanzas personales y para el negocio. 

Es momento de reflexionar acerca de la importancia de una buena formación económica.